martes, 5 de abril de 2011

Limpieza de primavera

Dentro de un par de semanas tendremos las entrevistas para la valoración de la idoneidad. Mis emociones son diversas: nervios por la valoración, curiosidad por las preguntas que nos harán, ilusión por dar un paso más… ¡y ganas de limpiar la casa!

No es que me distraiga ordenando (ojalá, pero me manejo bien en el caos controlado), es que después de la entrevista fijarán un día para la visita domiciliaria (para comprobar que nuestra vivienda está en condiciones suficientes para criar a nuestros hijos) y no queremos que nos pille con la casa patas arriba.

Pero me da la sensación de que hay algo más, porque desde hace unos días, cuando cojo ropa en el armario, lo miro desafiante, en plan “te queda poco tiempo de desorden, amigo”; mientras lavo los cacharros me voy fijando en la falta que les hace a los azulejos de la cocina una buena limpieza; ¡hasta nos hemos planteado pintar el techo del baño!

Y bueno, una cosa es que la casa esté presentable y no haya pelusillas corriendo por el pasillo y otra que la trabajadora social vaya a abrir los armarios, que ya sabemos que no.

¿Será que empiezo a notar el “instinto del nido”? No imagino cuatro años manteniendo la casa impoluta… aunque a mi marido le parecería genial (el pobre no lleva bien lo del caos controlado).

El caso es que las ganas de limpiar están ahí y, por una vez que las tengo, ¡habrá que aprovecharlas!

3 comentarios:

  1. totalmente! que lindos preparativos! adelante!!
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Je,je...Pues hombre nunca esta de mas un buen "zafarrancho"...Pero tampoco te obsesiones.Mira que no vayan a pensar que eres una maniatica de la limpieza je,je.
    Seguramente no sea tan terrible,ya nos contaras.
    Un besito.
    Carmen.

    ResponderEliminar
  3. Hola,preciosas letras van desnudando lentamente la integral y pura belleza de este blog, si te va la palabra elegida,la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos sinuosos...

    ResponderEliminar